Dieta especial para PANCOLITIS o Colitis Ulcerosa

1- Ácidos grasos omega-3

La investigación ha encontrado que el ácido eicosapentaenoico (EPA), que pertenece a la familia de los omega-3, tiene la capacidad de reducir la inflamación bloqueando los leucotrienos, moléculas de ácido araquidónico que promueven procesos inflamatorios crónicos.

La fuente más rica de EPA es el buen aceite de pescado. Un informe del 2010 en el Journal of the Royal Society of Medicine reportó que una mujer con colitis ulcerativa encontró una cura con un tratamiento de ácidos grasos omega-3 (5).

Hasta 1998, cuando tenía 27 años, fue a la sala de emergencias del hospital después de 10 días de diarrea con sangre, dolor abdominal y calambres.

Había perdido 6 libras, reportado hasta 15 evacuaciones intestinales por día, y estaba clínicamente deshidratado. Después de unas semanas de tratamientos convencionales, que sólo trajeron alivio parcial y a corto plazo, comenzó a consumir ácidos grasos omega-3.

Ha sido dosificado con EPA y ácido docosahexaenoico (DHA), otro compuesto omega-3. La mujer toleró perfectamente las dosis, sin efectos secundarios, redujo gradualmente las emergencias intestinales y vio desaparecer el sangrado del recto en una semana.

El paciente continuó el tratamiento con un gramo de ácidos grasos omega-3 y 2,4 gramos de mesalazina antiinflamatoria y obtuvo la remisión de la colitis ulcerosa.

2- Probióticos

Los probióticos son bacterias que apoyan el proceso digestivo y ayudan al cuerpo a absorber nutrientes y protegerse de infecciones. También producen enzimas que ayudan a combatir bacterias dañinas que causan inflamación, levaduras y hongos.

Según los expertos, la proporción ideal de la flora intestinal debe contener un 85% de bacterias buenas y un 15% de bacterias malas. Si esta proporción es desequilibrada, ocurre una enfermedad llamada disbiosis intestinal o disbacteriosis intestinal, que puede ser superada al alimentarse o complementarse con probióticos.

Los probióticos actúan como una barrera a lo largo del tracto intestinal y previenen que las bacterias dañinas desencadenen una respuesta inmunológica.

Los probióticos también estimulan la producción de moco, que protege el cuerpo de las invasiones bacterianas y son excelentes agentes antiinflamatorios, ya que alteran el sistema inmunológico de la mucosa para prevenir la inflamación.

También tienen la propiedad de actuar sobre las células dendríticas (células características del sistema inmunológico de los mamíferos) para hacerlas ligeramente menos reactivas y sensibles a las bacterias, lo que reduce la inflamación.

Según un informe publicado en Gastroenterología y Hepatología, en un estudio que comparaba el tratamiento probiótico con el tratamiento convencional a base de mesalamina, un fármaco para reducir la inflamación asociada a la colitis ulcerosa, ambos métodos resultaron ser igualmente eficaces (6).

Los estudios clínicos demuestran que la eficacia de los probióticos en el tratamiento de la colitis ulcerosa se debe a su capacidad para promover la formación de moco y alterar los parámetros de promoción de la inflamación del sistema inmunológico de la mucosa.

Los principales alimentos fermentados y probióticos son:

  • Kéfir.
  • chucrut
  • Yogur con probióticos.
  • Queso crudo.

Alimentos ricos en hierro

Las úlceras y la diarrea con sangre pueden reducir el nivel de glóbulos rojos en la sangre, lo que puede provocar anemia, que puede corregirse aumentando el nivel de hierro en el torrente sanguíneo.

Además de prevenir la anemia, el hierro es un nutriente importante para un metabolismo saludable que mantiene la capacidad energética del cuerpo y su bienestar general.

La deficiencia de hierro hace que su cuerpo sea incapaz de producir glóbulos rojos que transportan oxígeno a sus células. Esta deficiencia causa debilidad en el cuerpo.

Entre los alimentos más ricos en hierro están:

  • Hígado y carne de res
  • Frijoles (blanco y negro).
  • Yema de huevo.
  • Espinacas, nabos y otras hojas de color verde intenso.

4- Alimentos ricos en ácido fólico

El folato, el ácido fólico o la vitamina B9, es otro nutriente básico para las personas con colitis ulcerosa, ya que es esencial para la producción de nuevo material celular debido a su papel en la reproducción y síntesis del ADN.

Los déficits de folatoo causan anemia, mala digestión y debilitan el sistema inmunológico.

Según un informe de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (American Association for Cancer Research), la suplementación con ácido fólico ayuda a los pacientes con colitis ulcerosa a reducir el riesgo de displasia intestinal y cáncer.

Entre los alimentos ricos en ácido fólico:

  • Brócoli.
  • Lentejas y garbanzos.
  • Espárragos.

Recuerde que comer algunos de estos alimentos crudos puede dificultar la digestión. Así que si se siente incómodo al comerlos, trate de cocinarlos en el vapor o en el horno para ayudar a su cuerpo.

 5- Cúrcuma

Una de las propiedades más fuertes de la cúrcuma, el ingrediente que le da al curry su característico color amarillo intenso, es su efecto antiinflamatorio, que es uno de los compuestos antiinflamatorios naturales más efectivos.

Las personas con problemas digestivos y gastrointestinales, incluyendo la colitis ulcerativa, a menudo se vuelven intolerantes a las drogas porque ya han afectado la flora estomacal y literalmente han desgarrado la mucosa.

Una evaluación integral de varios estudios relacionados con el papel de la cúrcuma en el control de la enfermedad intestinal inflamatoria mostró que un número significativo de pacientes dejaron de tomar corticosteroides recetados debido a la mejoría dramática en su condición después de tomar curcumina (cúrcuma refinada).

El consumo de cúrcuma no tiene efectos secundarios, como el daño de la mucosa intestinal por corticosteroides, y favorece el desarrollo de una flora bacteriana sana gracias a su efecto antiinflamatorio.

De acuerdo con el Centro Médico de la Universidad de Maryland, las propiedades de la curcumina son capaces de mantenerse en remisión a la colitis ulcerosa.

En la investigación doble ciego, con curcumina controlada con placebo y tratamiento convencional, los participantes con refinamiento de cúrcuma tuvieron tasas de recaída significativamente más bajas (7) que aquellos que recibieron placebo.

Una gran manera de agregar curcumina a su cuerpo es beber té de cúrcuma, una bebida que algunos especialistas llaman oro líquido.

La siguiente receta de té de cúrcuma ayuda a aliviar los síntomas de la colitis ulcerosa y otras enfermedades inflamatorias:

Ingredientes:

  • Una taza de agua
  • Una cucharadita de cúrcuma (polvo de cúrcuma o la raíz de la planta rallada)
  • Una taza de leche de coco
  • Una cucharada de miel cruda
  • Una cucharada de mantequilla clarificada

Preparación:

Poner la leche de coco y el agua en una olla y calentar durante dos minutos. Añadir la miel, la mantequilla y la cúrcuma y calentar otros dos minutos.

Mezclar y llenar en vasos.

Suplementos para la colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa afecta la capacidad del cuerpo para absorber los nutrientes de los alimentos. Por esta razón, es importante que usted tome suplementos para asegurarse de que su cuerpo obtenga las vitaminas que necesita.

Algunos de los suplementos más útiles en caso de colitis ulcerosa son:

Probióticos:

Ofrecen una flora bacteriana saludable, reducen las reacciones no deseadas del sistema inmunológico y reducen la inflamación.

Aceite de pescado:

combate la inflamación y bloquea las reacciones químicas no deseadas.

Multivitaminas:

Aseguran la obtención de las vitaminas y minerales necesarios para el organismo.

Vitamina D:

Contribuye a la salud del sistema óseo y ayuda a combatir enfermedades autoinmunes.

Calcio:

Fortalece los huesos y ayuda a liberar hormonas.

Otras medidas naturales contra la colitis ulcerativa

1- Llevar un registro de los alimentos

Lleve un diario de los alimentos que come, lo cual le ayudará a llevar un registro de su dieta y los efectos de cada tipo de alimento en su cuerpo.

Durante un período de semanas o meses, dependiendo de su condición, tome tiempo para anotar todos los días lo que come y cómo reacciona a los alimentos.

De esta manera usted sabe qué alimentos le están ayudando y cuáles están empeorando su condición al identificar las cosas que le hacen sentir mejor y las cosas que son sensibles o intolerantes.

2- Beba mucha agua y líquidos

Es común que los pacientes con colitis ulcerosa sufran de deshidratación debido al gran número de deposiciones diarias.

Mantenga siempre cerca una botella pequeña o un vaso de agua y beba con frecuencia para evitar la deshidratación.

También recuerde evitar líquidos como el alcohol y los líquidos que contengan cafeína.

3- Acupuntura

La medicina tradicional china ha utilizado la acupuntura durante siglos para tratar la enfermedad inflamatoria intestinal, un procedimiento que se está volviendo cada vez más popular en Occidente.

Estudios realizados por la Universidad de Erlangen-Nuremberg en 2006 evaluaron la eficacia del tratamiento con acupuntura en un grupo de 29 personas con colitis ulcerosa activa de leve a moderada (8).

El grupo experimental se sometió a 10 sesiones de acupuntura en 10 semanas y los pacientes experimentaron una mejora significativa en su bienestar y calidad de vida.

4- Aceites esenciales

Algunos aceites esenciales, como el hinojo, la menta y el jengibre, tienen propiedades antiinflamatorias y pueden ayudar a aliviar los síntomas de la colitis ulcerosa. Puede utilizarlos de dos maneras:

  • Añadir una gota de aceite esencial al agua 3 veces al día.
  • Aplique 2 ó 3 gotas de aceite en el abdomen y frote la piel (dos veces al día).

Coma porciones pequeñas y beba batidos en lugar de comidas

Dado que uno de los problemas más comunes de la colitis ulcerativa son los calambres y las molestias abdominales, puede aumentar la frecuencia de las comidas, por ejemplo, comiendo porciones más pequeñas, hasta 5 veces al día.

Es más fácil para el sistema digestivo trabajar con pequeñas cantidades, ya que permiten una digestión más fácil y una mejor absorción de nutrientes.

Una alimentación menos frecuente ayuda a reducir los calambres y el dolor en las personas con colitis ulcerosa, a la vez que garantiza una dieta diaria adecuada.

Otra estrategia nutricional para tratar con menos sólidos es reemplazarlos con batidos. De esta manera usted puede absorber una buena cantidad de nutrientes y calorías, hidratar su cuerpo y reducir los síntomas de la colitis ulcerativa.

Abajo hay una receta para un batido 100% natural a base de plantas que se puede preparar en pocos minutos y es suficiente para dos porciones:

Ingredientes:

  • Un trozo de jengibre de unos 3 cm de largo (pelado)
  • Un montón de cilantro
  • El jugo de una lima
  • Un pepino picado
  • Un tomate grande en rodajas
  • 5 trozos pequeños de piña

Preparación:

Revuelva todos los ingredientes hasta que estén suaves.

Leer tambíen:   Consejos para pacientes con PANCOLITIS o Colitis Ulcerosa

Esperamos que encuentre esta información y consejos para una colitis ulcerosa útil. Comparte este artículo con tus amigos. Si tiene alguna pregunta, por favor déjela en el campo de comentarios y estaremos encantados de responderla.

Leave a Reply